Corea del Norte acusó a Estados Unidos el sábado de ser responsable de los cortes en internet que experimentó en los últimos días en medio de una disputa entre ambos países por un ciberataque contra el estudio cinematográfico Sony Pictures.

Los principales sitios de Corea del Norte experimentaron interrupciones intermitentes a comienzos de la semana por razones que compañías tecnológicas estadounidenses dijeron podrían ser desde problemas técnicos a un ciberataque.

"Estados Unidos (...) ha comenzado a interrumpir las operaciones de internet de los principales medios de nuestra república", dijo la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte en un comunicado.

"Es verdaderamente ridículo", dijo un portavoz de la comisión en comentarios divulgados por la agencia oficial de noticias KCNA.

El portavoz rechazó nuevamente una acusación de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por su sigla en inglés) de que Corea del Norte estaba detrás del ciberataque contra Sony y demandó que Estados Unidos presentar la evidencia que sostiene su acusación.

"Mejor que Obama se dedique a limpiar todas las maldades que Estados Unidos ha cometido por su política hostil contra Corea del Norte si busca paz en terreno estadounidense. Entonces todo estará bien", agregó.

Corea del Norte experimentó problemas con la conexión a internet el fin de semana pasado y un corte de casi nueve horas antes de que las páginas volvieran a funcionar el martes.

Funcionarios estadounidenses dijeron que Washington no estaba relacionado con el incidente.

Tras el ciberataque, Sony canceló el estreno de una comedia llamada "The Interview", sobre un intento ficticio de asesinato del líder norcoreano Kim Jong Un.

Finalmente, Sony revirtió su decisión y estrenó la comedia en un limitado número de cines. La película recaudó más de un millón de dólares en Navidad en su estreno en 331 cines independientes.

Las grandes cadenas de cine se habían negado a proyectar la película luego de amenazas de violencia de piratas informáticos.