Pekín. Corea del Norte respondería a cualquier ataque contra ella con una "guerra santa" nuclear, dijo el embajador del país en Cuba, según medios oficiales chinos, mientras el líder norcoreano Kim Jong-il parece estar de visita en China.

El embajador Kwon Sung-chol realizó los comentarios este viernes en la ceremonia de conmemoración de los 50 años re relaciones diplomáticas entre Corea del Norte y Cuba, el mismo día en que Pyongyang dijo que está abierta a regresar a las negociaciones de desarme nuclear.

"Si Washington y Seúl intentan crear un conflicto en la península de Corea, nosotros responderemos con una guerra santa sobre la base de nuestras fuerzas de disuasión nuclear", dijo Kwon, según informó el sábado la agencia estatal de noticias Xinhua, en una historia fechada en La Habana.

"Nuestro gobierno se esforzará por la desnuclearización de la península y la creación de una paz duradera como el comienzo del proceso de reunificación de ambas Coreas", dijo Kwon.

Washington y Seúl han dicho que Pyongyang debe abandonar su desarrollo de armas nucleares, pero no han amenazado con atacar a la empobrecida y aislada Corea del Norte.

El segundo al mando en Corea del Norte, Kim Yong-nam, dijo al ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, quien visitó el país, que el Estado quiere reanudar las negociaciones de desarme nuclear, informó el viernes la agencia de noticias estatal norcoreana.

El líder norcoreano, Kim Jong-il, parece estar de visita en China en un viaje envuelto de secretos que según analistas parece tener como objetivo el conseguir la aprobación de Pekín para sus planes de sucesión.