Seúl. Corea del Norte amenazó hoy a su vecino del sur y a Estados Unidos con “una guerra santa” para responder a dos grandes ejercicios militares que pretenden llevar a cabo Seúl y Pyongyang en la zona.

La Comisión de Defensa norcoreana acusó a Estados Unidos y Corea del Sur de haber declarado la guerra al país comunista con las anunciadas prácticas militares, que se realizan cada año. Las maniobras suponen una imperdonable violación de la soberanía de Corea del Norte, apuntó Pyonyang.

Los ejercicios conjuntos se llevarán a cabo entre finales de marzo y finales de abril. Por un lado, la marina, el Ejército del Aire y las tropas terrestres participarán en las llamadas “Foal Eagle”, maniobras de tierra. Además, también realizarán maniobras conjuntas de formación de comandos.

Corea del Norte acusa a Estados Unidos y a Corea del Sur de preparar un ataque cada vez que ambos países se disponen a llevar a cabo sus ejercicios militares conjuntos.