Seúl. Corea del Norte llevó a cabo su tercera prueba nuclear este martes en desafío a las resoluciones de Naciones Unidas, lo que enfureció a Estados Unidos y Japón, y probablemente irritará a su único aliado importante, China, y ampliará las penas contra Pyongyang.

Corea del Norte dijo que la prueba tenía "una mayor fuerza explosiva" que los ensayos del 2006 y el 2009 que fueron vistos ampliamente como de pequeña escala.

Su agencia de noticias oficial KCNA dijo que había utilizado un dispositivo nuclear "miniaturizado" y más ligero, lo que indica que habría usado de nuevo plutonio, que es más adecuado para su uso como una ojiva de misil.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, el tercero de su línea que gobierna el país, ha presidido dos lanzamientos de cohetes de largo alcance y una prueba nuclear durante su primer año en el poder, impulsando las políticas que han acercado a su país empobrecido a convertirse en una potencia nuclear.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que la prueba era un "acto muy provocativo" que perjudica a la estabilidad en la región y llamó a su programa nuclear una amenaza para Estados Unidos y la seguridad internacional.

Corea del Sur dijo que el volumen de la actividad sísmica indicaba una explosión nuclear ligeramente mayor que dos pruebas anteriores de Pyongyang en 6-7 kilotones, aunque eso todavía es relativamente pequeño. La bomba de Hiroshima fue de alrededor de 20 kilotones.

"El peligro que suponen las actividades amenazantes de Corea del Norte justifica una acción más rápida y creíble de la comunidad internacional. Estados Unidos también seguirá tomando las medidas necesarias para defendernos a nosotros y a nuestros aliados", dijo Obama en un comunicado.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que la prueba era una "amenaza grave" que no se podía tolerar. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que la prueba era una "violación flagrante y grave" de las resoluciones de la ONU.

Corea del Sur dijo que el volumen de la actividad sísmica indicaba una explosión nuclear ligeramente mayor que dos pruebas anteriores de Pyongyang en 6-7 kilotones, aunque eso todavía es relativamente pequeño. La bomba de Hiroshima fue de alrededor de 20 kilotones.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que un evento sísmico de magnitud 5,1 ocurrió el martes, que Corea del Norte luego confirmó fue la prueba nuclear.

"Se confirmó que la prueba nuclear que se llevó a cabo en un nivel alto de una manera segura y perfecta usando un dispositivo nuclear miniaturizado y más ligero con una mayor fuerza explosiva que con anterioridad no planteó un impacto negativo en el ambiente ecológico circundante", dijo KCNA.

La prueba llevó a convocar a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad el martes. Probablemente será una gran vergüenza para Pekín, el único gran aliado económico y diplomático de Corea del Norte.

"La prueba es altamente insultante para China, que ahora se puede esperar que siga adelante con las amenazas de imponer sanciones", dijo Mark Fitzpatrick, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

Corea del Norte hizo el anuncio de la prueba en su canal de televisión estatal con música patriótica y el telón de fondo de una imagen de la bandera nacional.

Vinculó la prueba a su destreza técnica en el lanzamiento de un cohete de largo alcance en diciembre, una decisión que motivó las sanciones de la ONU, respaldadas por China, que Pyongyang dijo que le obligaron a llevar a cabo la prueba nuclear del martes.

El objetivo final de Corea del Norte, cree Washington, es el diseño de un misil balístico intercontinental capaz de transportar una ojiva nuclear que podría llegar a Estados Unidos. Corea del Norte dice que el programa está dirigido sólo a poner satélites en el espacio.

Corea del Norte utilizó plutonio en los ensayos nucleares anteriores y antes del martes habían especulaciones de que podría utilizar uranio altamente enriquecido a fin de conservar sus reservas de plutonio debido a que las pruebas consumen su suministro limitado de material que podría ser utilizado para construir una bomba nuclear.

A pesar de sus tres ensayos nucleares y de sus pruebas de cohetes de largo alcance, no se cree que Corea del Norte esté cerca de fabricar un misil nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos.