Naciones Unidas.- Corea del Norte ha generado unos US$2.000 millones para sus programas de armas de destrucción masiva usando ataques cibernéticos “generalizados y cada vez más sofisticados” para robar bancos y mercados de criptomonedas, según un informe confidencial de la ONU al que Reuters accedió el lunes.

Pyongyang también “continuó mejorando sus programas nucleares y de misiles, aunque no realizó una prueba nuclear o un lanzamiento del ICBM (Misil Balístico Intercontinental)”, dijo el informe del comité de sanciones a Corea del Norte del Consejo de Seguridad de la ONU, conformado por expertos independientes que supervisaron el cumplimiento.

La misión de Corea del Norte en Naciones Unidas no respondió a una solicitud de comentarios sobre el informe, que se presentó al comité del Consejo de Seguridad la semana pasada.

El Consejo de Seguridad impuso por unanimidad sanciones a Corea del Norte en 2006, para intentar frenar la financiación de programas de misiles balísticos y nucleares.

Los expertos dijeron que Corea del Norte “usó el ciberespacio para lanzar ataques cada vez más sofisticados para robar fondos de instituciones financieras e intercambios de criptomonedas para generar ingresos”. Además, se valieron de la informática para lavar el dinero robado, según el informe.

“Los actores cibernéticos de la República Democrática Popular de Corea, muchos de los cuales operan bajo la dirección de la Oficina General de Reconocimiento, recaudan dinero para sus programas de armas de destrucción masiva (ADM), con ingresos totales estimados hasta la fecha en hasta US$2.000 millones”, señala el informe.

La Oficina General de Reconocimiento es una de las principales agencias de inteligencia militar de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad impuso por unanimidad sanciones a Corea del Norte en 2006, para intentar frenar la financiación de programas de misiles balísticos y nucleares.