Santiago. Al arribar a Chile, donde nuevamente intentará llegar a la Antártica, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que "esta visita confirma, una vez más, la indisoluble unión, la fraternal relación entre dos pueblos que siempre se han querido, que tienen una historia común de mucha amistad, como son Chile y Ecuador".

El mandatario ecuatoriano fue recibido por su par chileno, Sebastián Piñera, y los ministros del Interior y de RR.EE.

Refiriéndose a la situación de la Antártica, afirmó que "este es un mensaje de Chile y Ecuador al mundo: la Antártica debe ser conservada como un territorio de paz, de hermandad, de cooperación internacional, de desarrollo de ciencia y tecnología para el beneficio de la humanidad entera", indicó La Tercera.

Más tarde, este jueves, ambos mandatarios compartieron una cabalgata en el Lago Ranco, ubicado al sur de Santiago.

Este viernes los jefes de Estado se trasladan a la región de Magallanes, en el extremo sur chileno, para desde ahí volar a la Antártica.

Allí espera visitar las bases Presidente Eduardo Frei Montalva, de Chile, y Pedro Vicente Maldonado, de Ecuador.