Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reveló este miércoles que existen informes de los servicios de inteligencia de su país sobre una conspiración en marcha de la oposición contra su gobierno.
En un diálogo ciudadano televisado, el mandatario indicó que eso se desprende de una serie de protestas callejeras que se han venido dando desde el pasado 8 de junio en rechazo a dos proyectos tributarios que afectan a los ricos del país.
"Que no les quede la menor duda, en las protestas puede haber gente bien intencionada, tal vez mal informada, gente opositora que quiere que rectifique, pero también están los golpistas y tenemos datos de inteligencia de eso, que en su momento los podrá conocer el país, datos claros al respecto", señaló.
Reiteró que hay toda una conspiración en marcha y subrayó que si sus opositores pudieran desestabilizar al país ya lo harían.

"Tenemos información de que muchas veces se busca generar incidentes, son informaciones certeras de los servicios de inteligencia, para generar el caos y ver si desestabilizan al gobierno; que nadie se engañe", apuntó.

El jefe de Estado recordó que los proyectos que han generado las protestas ya fueron retirados temporalmente del Parlamento y se abrió un diálogo nacional para demostrar que no afectan a los pobres, ni a la clase media.

Por esta razón, sostuvo que no hay motivo para continuar con las protestas como la convocada para mañana jueves, en la ciudad de Guayaquil, la más poblada del país, por parte del alcalde Jaime Nebot, de derecha.

Según Correa, esta manifestación no es en defensa de los pobres, sino de los intereses de los ricos y de la oligarquía que se ven afectados por los proyectos y buscan desestabilizar al gobierno.

"Por supuesto nadie va a decir estamos marchando para botar a Correa, lo que dicen es fuera Correa fuera, pero un político no lo va a decir frontalmente, pero muchos de ellos, eso es lo que buscan", razonó el mandatario socialista.

Agregó que los que conspiran contra su gobierno "no quieren que lleguemos al 2017 (cuando se celebrarán nuevas elecciones presidenciales) porque saben que los derrotaremos nuevamente".

Correa, que gobierna desde 2007 el país sudamericano, ha ganado tres elecciones presidenciales.

El mandatario añadió que la mejor manera de enfrentar "tanta conspiración, tanta oposición irresponsable, tanta manipulación" es "no perdiendo la fe en nosotros mismos, estando orgullosos de lo que hemos logrado, ver cómo ha cambiado el país".

Es importante, dijo, recordar el pasado y quiénes son los que quieren volver al país a ese pasado, por lo que llamó a sus seguidores "a estar más unidos que nunca, a perder el miedo".