Pasar al contenido principal
Correa avizora triunfo de oficialismo en presidenciales en Ecuador en 2017
Miércoles, Septiembre 14, 2016 - 09:32

El jefe de Estado minimizó las alianzas que han comenzado a gestarse entre diversos sectores políticos y grupos indígenas con movimientos de derecha de cara a las elecciones, en las que además, se elegirán 137 asambleístas y cinco parlamentarios andinos.

Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, avizoró este miércoles que su movimiento político Alianza PAIS, de izquierda, ganará la presidencia en una sola vuelta en las elecciones generales que se celebrarán el 19 de febrero de 2017, en las que él no será candidato.

"Gracias a Dios hasta ahora pese al durísimo momento que hemos pasado (en lo económico), el apoyo popular (al gobierno) nunca ha bajado del 62%, 63%, y las simulaciones electorales nos demuestran que nuestros candidatos ganarían en una sola vuelta", dijo Correa en un conversatorio con la prensa local en la ciudad costera de Guayaquil.

Agregó que por eso "la estrategia de la oposición es tratar de ganarnos la Asamblea (Poder Legislativo) para repetir un Brasil, desde la Asamblea lograr lo que no lograron en las urnas, ya no con cuartelazos sino con congresasos, golpes de Estado desde el Congreso".

Correa sostuvo que eso debe tener muy en claro la ciudadanía para "evitar caer en esas trampas".

El oficialismo definirá en octubre próximo sus candidatos a la presidencia y vicepresidencia, aunque en los últimos meses han sonado los nombres del actual vicepresidente Jorge Glas, y del ex vicepresidente Lenin Moreno, como el posible binomio presidencial.

El mandatario socialista, que en mayo de 2017 dejará el poder tras una década de gestión, ha señalado que más allá de los nombres lo más importante es dar continuidad a la "revolución ciudadana", como se llama su proyecto político.

La Alianza PAIS persigue "un cambio radical, profundo y rápido", dijo Correa, y anotó que los resultados de encuestas realizadas por el oficialismo "nos llenan de mucho optimismo y de mucha gratitud al pueblo ecuatoriano y la oposición lo sabe".

El gobernante resaltó que "Ecuador ya cambió" y la situación actual no se compara para nada con la de 2006 en materia de salud, educación, vialidad, entre otras.

El jefe de Estado minimizó las alianzas que han comenzado a gestarse entre diversos sectores políticos y grupos indígenas con movimientos de derecha de cara a las elecciones, en las que además, se elegirán 137 asambleístas y cinco parlamentarios andinos.

"Que se adhieran no más a la partidocracia (como llama a la derecha), nos parece muy bien que se agrupen y que la ciudadanía entienda a qué nos enfrentamos, lo único que los une es el odio a Correa, es una fanesca política ... Qué bueno que estén unidos para nuevamente derrotarlos a todos juntos", señaló. 

Autores

Xinhua