Quito. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dio tiempo hasta octubre para que los grupos financieros con medios de comunicación los vendan, en un intento por desligar intereses de la actividad comunicacional.

Correa, quien asumió en enero del 2007, ha criticado al sector bancario del país cuyos negocios se encuentran en diferentes sectores, pero específicamente a las financieras que poseen medios de comunicación, al acusarlo de formar monopolios.

Entre los medios que deberían entrar a la venta están Teleamazonas y Telerama, dijo el propio mandatario.

"Banqueros, dedíquense a la cuestión financiera. Tienen hasta octubre para vender sus medios de comunicación y para vender sus empresas. O son banqueros o son industriales, periodistas, pero no pueden ser las dos cosas" dijo Correa durante su informe de gestión en una pequeña ciudad costera. "O venden sus bancos o venden sus empresas, eso lo dice la Constitución (...) Le estamos dando al corazón del poder económico que en este país ha significado poder político, poder informativo, poder social", agregó el mandatario.

Entre los medios que deberían entrar a la venta están Teleamazonas -un canal con una elevada audiencia- y Telerama -otro canal más pequeño-, según mencionó el propio mandatario.

La tensión en la relación entre el Gobierno y los medios se produce en momentos en que la Asamblea debate un polémico proyecto elaborado oficialista para regular, a través de un consejo oficial, a los medios, los contenidos y programaciones.