Quito, Xinhua. El presidente de Ecuador y candidato a la reelección, Rafael Correa, denunció este martes ante decenas de observadores internacionales que existe una campaña opositora para tratar de deslegitimar los comicios del próximo 17 de febrero.

El gobernante alertó del hecho a los veedores durante un encuentro que mantuvo con delegados de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de nueve organizaciones de cinco continentes para conocer sus inquietudes de cara a la justa electoral.

Las misiones se encuentran en la nación sudamericana para mantener encuentros con cada uno de los ocho candidatos a la Presidencia, incluido Correa, quien buscará ser reelecto para un tercer mandato.

Asimismo, para reunirse con actores políticos y organizaciones para conocer sus inquietudes sobre la campaña electoral en curso y la organización del proceso a cargo del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El gobernante destacó la participación de observadores de la Unasur en los comicios al señalar que para él y su movimiento político Alianza PAIS "es una gran alegría, satisfacción y seguridad" que haya un equipo observador del grupo regional.

La misión de la Unasur fue la primera en instalarse en el país el pasado 10 de enero y culminará su trabajo el 22 de febrero, lapso en el cual emitirá tres informes de los comicios ecuatorianos.

"Son pasos importantes, simbólicos para la construcción de la Patria grande que ahora tengamos como observadores a la Unasur, a la OEA y no a regiones fuera de América Latina, como que si fuéramos colonia que debe ser supervisados", dijo Correa en alusión a la Unión Europea, que no fue invitada a observar el proceso.

En el encuentro con el resto de misiones, el gobernante se refirió a su campaña electoral, para la cual pidió una licencia, y expuso los avances logrados durante sus seis años de gobierno.

Destacó que actualmente existe una "democracia mucho más participativa" a raíz de tres consultas populares celebradas durante su período, en el que además se instauró una "política soberana" en las relaciones internacionales con otras naciones.

"Se ha cambiado radicalmente la política económica, se renegoció la deuda externa, alcanzamos la universalización de la educación básica en 2011", citó Correa al resumir los logros.