Quito, Andina. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, descartó este viernes de manera tajante que su país participe en el contencioso jurídico sobre límites entre Perú y Chile, así la Corte Internacional de Justicia de La Haya se lo solicite eventualmente.

Al referirse a la entrega del Acuerdo por Intercambio de Notas de Contenido Idéntico entre Perú y Ecuador por parte de la Cancillería peruana, el mandatario consideró que ese acto obedece a una decisión soberana del Perú.

“Desconozco lo que va a hacer Perú y está en todo su derecho como país soberano, pero si nos pide la Corte de La Haya participar de ese proceso, en principio Ecuador se negará, no tenemos para qué hacerlo”, afirmó en Palacio de Calonderet.

Reiteró que entre Ecuador y Perú no existen diferendos limítrofes, y compartió la posición del presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador, Fernando Cordero, de considerar “innecesaria” la inclusión de su país en el litigio peruano-chileno.

Chile argumenta que los acuerdos suscritos en 1952 y 1954 con Ecuador y Perú fijaron los límites marítimos; sin embargo, el gobierno peruano considera que esos instrumentos jurídicos solo son acuerdos pesqueros.

“Es absolutamente correcta la apreciación del presidente de la Asamblea. Por supuesto que no podemos ocultar que estamos un poco preocupados por ese diferendo entre Perú y Chile porque era cuestionar acuerdos tripartitos que involucran también a Ecuador”, dijo.

Sin embargo, aclaró que con la ratificación por parte del Perú, de la Carta Náutica del Ecuador, “ya quedó absolutamente eliminada cualquier tipo de duda”.

De esa manera, Correa desestimó la intervención de Ecuador porque su mandato se extiende hasta 2013, mientras que según los cálculos de la Cancillería peruana, La Haya emitiría el fallo del contencioso a finales de 2012.

“No hay ningún potencial peligro de litigio, conflicto. Así que no tenemos por qué entrar en el proceso que se está llevando en La Haya (…) Una vez que todos los límites con Perú están más que ratificados, no hay ningún motivo para entrar en ese proceso judicial”, remarcó.

De otro lado, destacó la visita oficial del presidente de la República, Alan García, porque firmaron una Declaración Conjunta que reitera el compromiso binacional de trabajar juntos en proyectos de cooperación fronteriza.

Aseveró que el documento no es meramente declarativo ni solo retórica porque existe el Sistema de Seguimiento Gubernamental, que realiza un monitoreo de los acuerdos suscritos anteriormente.

Finalmente, deseó a los peruanos “una fiesta democrática” este 5 de junio, cuando se realice la segunda vuelta electoral, y confió en que independientemente, gane quien gane, el nuevo gobernante “seguirá por la senda del progreso, para el desarrollo, el buen vivir”.