Quito, Xinhua. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, lamentó este jueves su ausencia a los actos de apoyo a favor de su colega venezolano, Hugo Chávez, quien debe jurar otro período de gobierno, pero convalece en Cuba tras la cuarta cirugía a la que se sometió en diciembre pasado contra el cáncer que padece.

"A mí me avisaron recién ayer (miércoles) que iban a ir ciertos presidentes latinoamericanos y sudamericanos, particularmente, a Caracas, (pero) teníamos ya un amplio recorrido en la Amazonía, estamos en elecciones" (en Ecuador), justificó Correa, quien aspira a la reelección en los comicios del próximo 17 de febrero.

"Así que con el dolor del alma no he podido asistir, está nuestro canciller allá, pero vaya todo nuestro respaldo frontal en lo humano al presidente (Hugo) Chávez, y en lo político, hablemos claro, a la Revolución Bolivariana de Venezuela", agregó.

Correa, amigo y aliado de Chávez, señaló en una entrevista con la televisón pública ecuatoriana dijo que "lo principal para nosotros en lo humano es la salud del presidente (Hugo) Chávez, así que reciba nuestro abrazo solidario".

Ratificó "nuestro total respaldo y solidaridad al presidente Chávez, no tengo porqué creerle a la oposición (venezolana). Es razonable lo que dice el gobierno, puede la posesión (de Chávez) diferirse y seguir en ejercicio el presidente reelecto, que además ganó nuevamente la elección", apuntó.

Varios representantes políticos de Sudamérica y mandatarios de la región, entre ellos, los presidentes de Uruguay, José Mujica; de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega, participarán en los actos de apoyo a Chávez, convocados por el oficialismo venezolano.

Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, ganó las elecciones el pasado 7 de octubre y debía asumir este 10 de enero su nuevo mandato (2013-2019).

Sin embargo, desde el pasado 10 de diciembre se encuentra en La Habana, Cuba, donde al día siguiente de su llegada a la isla fue operado por cuarta vez en 18 meses del cáncer que padece en la zona pélvica.

La situación postergó el acto de investidura hasta que termine la recuperación del mandatario y regrese a Caracas para asumir su nuevo mandato.

La víspera, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano, anunció que la toma de posesión de Chávez podrá celebrarse en una "oportunidad posterior al 10 de enero de 2013 ante el TSJ" en una fecha que se fijará una vez que cese el "motivo sobrevenido" en la salud del gobernante.