Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que de comprobarse las denuncias sobre un presunto espionaje del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS) a personeros del gobierno ecuatoriano incluyendo al propio mandatario, sería un obstáculo para el restablecimiento de las relaciones bilaterales.

El jefe de Estado calificó como grave la denuncia publicada por el diario El Universo y advirtió que de ser cierta la información “no sólo que sería un obstáculo para reanudar las relaciones bilaterales (sino que) tendríamos que volver a romper relaciones con Colombia”, dijo Agencia Andes.

Agregó que sería más grave aún que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y su entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien será su sucesor, hayan sabido del hecho e incluso hayan autorizado las operaciones del DAS en territorio ecuatoriano.

Correa advirtió que “si se está espiando al presidente de Ecuador y al gobierno ecuatoriano, a altas autoridades, si se ha comprado, como dice la denuncia, a funcionarios del Consulado ecuatoriano en Colombia, con conocimiento del actual presidente Uribe y del entonces ministro de Defensa Santos; no sólo que sería un obstáculo para reanudar las relaciones bilaterales, tendríamos que volver a romper las relaciones diplomáticas”.

“Eso es extremadamente grave, gravísimo”, indicó.

El presidente ecuatoriano dijo que su gobierno trabajará inicialmente con la versión del DAS y de la administración de Uribe que han desestimado la validez de la denuncia.

Correa informó que las investigaciones de la Fiscalía General del Estado se harán en forma paralela con las que efectúan los departamentos de Seguridad e Inteligencia.