Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recibió el miércoles el apoyo del Gobierno de Irán después de la sublevación policial que enfrentó el mes pasado, a la que el mandatario ha calificado como un golpe de Estado.

Correa mantuvo una reunión reservada con una delegación enviada por el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, para respaldar al gobierno ecuatoriano, en la que además se abordó la lentitud con que avanzan acuerdos bilaterales, informó un funcionario.

La misión "le entregó una carta personal donde el presidente Ahmadinejad expresa su solidaridad y un convencimiento que cuando un gobierno tiene el apoyo de su pueblo, esa es su mejor garantía de estabilidad", dijo el subsecretario de Asia, África y Oceanía de Ecuador, Rafael Quintero, a periodistas.

La sublevación de un grupo de policíaseliminación de visas a ecuatorianos para ingresar a su territorio y viceversa, pero aún quedan en carpeta proyectos comerciales, de asistencia técnica y científica e intercambios.

Correa ha recibido el respaldo de mandatarios y otras autoridades luego de la rebelión policial que puso en vilo a su Gobierno.

Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Bolivia, Evo Morales, viajaron a Quito esta semana para dar muestras de apoyo a su par ecuatoriano.