Lima. Las relaciones entre Ecuador y Perú están por encima de cualquier desavenencia formal o memorial, aseguró el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien efectúa una visita de Estado a Lima.

Al entregar un discurso en el Congreso peruano, donde recibió la Medalla de Honor en el grado de Gran Cruz, sostuvo que “lo que nos une es infinitamente mayor que alguna desavenencia formal o memorial, y por ello, hoy podemos repetir con orgullo que nada, ninguna antojadiza tradición, ni nadie, ni vendedores de armas, ni azuzadores interesados, podrán hacer que volvamos siquiera a pensar en un conflicto territorial que reavive la lucha entre hermanos”.

Al destacar las buenas relaciones existentes entre ambos países, indicó que “atrás  ha quedado el tiempo en que proyectos y programas conjuntos, de indudable beneficios para los dos pueblos, eran relegados por el condicionamiento que imponía el problema limítrofe”.

Al respecto recordó que en el gabinete binacional de 2009 se determinó orientar los esfuerzos al desarrollo social y cooperación ambiental, la integración económica, comercial y turística; y la seguridad, señaló Andina.

Sobre ello destacó el intercambio comercial entre los dos países entre 1990 y 2010  supero los US$13 mil millones, con tasas de crecimiento de 10%.

Perú y Ecuador esperan que en 2017 el territorio de ambos países sea declarado libre de minas antipersonales.

También resaltó que tienen la meta de que en 2017 el territorio de ambos países sea declarado libre de minas antipersonales.

Correa enfatizó que Perú y Ecuador deben “ser ejemplo para el mundo que dos países que tuvieron varios conflictos armados, se encuentren a la vuelta de poco tiempo trabajando juntos para liberar a sus pueblos de una de las más terribles secuelas de la guerra, las inocentes víctimas civiles de las minas antipersonales”.