Quito. A pesar  que el candidato presidencial  y ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, aclaró que no ha dicho que volvería a bombardear a las FARC en un país vecino; el presidente ecuatoriano, Rafael Correa,  rechazó que el ex funcionario señalara que está orgulloso del bombardeo de Angostura, en marzo de 2008 y advirtió que frente a una nueva agresión, responderán militarmente.

 El mandatario afirmó este jueves que “ahora que los sectores guerreristas, retardatarios dicen sentirse orgullosos de ese ataque, de esa cobardía, tenemos que responder con voz de pueblo huracanado que no permitiremos la más mínima agresión sin responder con dignidad, coraje, con valentía, sin dar nunca un paso atrás”.

 Correa advirtió: “cuidado si alguien piensa que la Patria de Espejo, que los herederos de los mártires del 2 de Agosto (…) que los héroes del Cenepa se quedará inerte bajo los pies de quien se atreva a agredirlo”, dijo Agencia Andes.

 En el acto de asunción del nuevo Alto Mando de las Fuerzas Armadas puntualizó que ahora “contamos con los recursos disuasivos, pero sobre todo con la voluntad de un pueblo digno altivo y soberano que se siente respaldado por las FFAA”.

 Junto con calificar como “criminal” la idea de algunos sectores que “pretenden justificar el atropello al derecho internacional”, señaló que de aplicarse esa doctrina,  la más perjudicada sería la propia Colombia, pues sus vecinos podrían atacar a los grupos delincuenciales colombianos que se ubican en  zonas fronterizas por “la ausencia del Estado” en esos lugares.  

 Puntualizó que si bien Ecuador no adhiere a esa doctrina, si sufre una nueva agresión, “responderemos militarmente”.