Quito. El presidente Rafael Correa calificó el sábado de "insolente" al canciller de Honduras, Mario Canahuati, quien lo criticó por haber revelado recientemente la existencia de otro sobreviviente, de nacionalidad hondureña, a la masacre de 72 migrantes en México.

El mandatario señaló en su programa radial que durante sus declaraciones no mencionó ni la ubicación ni la identidad del migrante hondureño por lo que calificó de "ridícula" la reacción del gobierno centroamericano.

Canahuati había declarado a la prensa que "lamentamos la irresponsabilidad con que esta noticia salió al aire, particularmente porque un alto dignatario debería de darse cuenta cuándo debe hablar, cuándo debe ser prudente y cuándo sus palabras ponen en riesgo la vida de las personas".

"¿Qué irresponsabilidad va a ser esa? Por qué no dijeron lo mismo cuando sacaron a nuestro migrante en primera página con la foto? Ahí sí pusieron en peligro a nuestro migrante", agregó en alusión a Luis Freddy Lala Pomavilla, ecuatoriano que sobrevivió y alertó sobre lo sucedido en el estado mexicano de Tamaulipas.

La masacre en la que perecieron migrantes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Ecuador y Brasil fue atribuida al cartel del narcotráfico Los Zetas, luego de que las víctimas se negaron a trabajar para esa organización ilegal.