Un fuerte llamado de atención hizo la Procuraduría General a los organismos del Estado y la Empresas Prestadoras de Salud (EPS) sobre el manejo de los multimillonarios recursos que le son entregados, señalando que de ser bien invertidos Colombia tendría uno de los mejores sistemas del mundo.

“Los recursos de la salud en Colombia son suficientes, lo que hay es un inadecuado manejo por ineficiencia, por falta de control y por corrupción”, precisó el jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez Maldonado.

En este sentido explicó que según las estadísticas oficiales los recursos para la salud en Colombia son de 40 billones de pesos (más de US$2.000M), un presupuesto superior al de la mayoría de los países de América Latina y que sólo puede ser comparado con el de países como Japón, Italia y España.

“Existen fallas estructurales que está sufriendo el pueblo colombiano y menester es corregir prontamente esos yerros estructurales”, aclaró Ordóñez Maldonado, señalando que faltas órganos de control y revisión para hacer una supervisión efectiva y correcta de los dineros de la salud que son invertidos.

Manifestó además que en la mitad de los casos las tutelas presentadas son innecesarias y entorpecen la prestación de un adecuado sistema, puesto que existen otros mecanismos que se pueden utilizar con el fin de lograr un mejor servicio.

Según el jefe del Ministerio Público, es necesario “repensar” el esquema actual para garantizar a los colombianos un sistema de salud digno y eficiente, y ahí si entrar en comparaciones con los otros países del continente y del mundo.

"No se puede pretender que una EPS sea administradora de riesgo si se le define cuánto debe ser su gasto administrativo o cuánto su gasto en baja, mediana y alta complejidad", dice el informe.

Así mismo, para la Procuraduría es conveniente tener una delegada especializada en el tema de salud, de esta forma se podrá abarcar los temas de derechos, aseguramientos, prestación, financiamiento y la salud pública de Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Por su parte, la aplicación del Sisbén requiere que sea desarrollada por agencias idóneas y reconocidas, a las cuales se les pueda realizar un proceso de interventoría en el desarrollo del trabajo.

Para evitar la evasión de aportes a la seguridad social, es importante la identificación de los beneficiarios del régimen subsidiado requiere que se realicen cruces con la Dian para poder identificar personas que, teniendo capacidad de pago, no sean beneficiarias del régimen y de esta forma evitar el no aporte al sistema de seguridad social.

Por su parte, la procuradora delegada para asuntos del trabajo, Margarita Ojeda hizo una dura observación frente al imaginativo que tiene el gobierno y la mayoría de los colombianos sobre “el buen” sistema de salud que se presta en el país, señalando que existen muchas falencias e irregularidades.

“De una vez por todas no sigamos hablando de solo avances en el sistema de salud y que somos los mejores de Latinoamérica porque hicimos la carnetización, o porque estamos afiliados. Sabemos que la carnetización, la afiliación o el aseguramiento no nos garantiza para nada el servicio de la salud a la hora de ir a una cita médica”, precisó.

Estas declaraciones fueron hechas en el marco de la presentación de la investigación “Seguimiento a las finanzas del Sistema General de Seguridad Social en Salud”, realizada por el Centro de Proyectos para el Desarrollo de la Universidad Javeriana, la Procuraduría Delegada para Asuntos del Trabajo y la Seguridad Social y el Programa de Derechos Humanos de USAID.