Buenos Aires. Organismos de derechos humanos y familiares de víctimas de la dictadura del español Francisco Franco presentaron este miércoles un pedido a la justicia argentina para que investigue crímenes cometidos en España desde 1936 hasta el término del régimen.

El pedido se hizo en el país sudamericano "en el ejercicio de la jurisdicción universal", buscando esclarecer delitos que "ofenden a la humanidad independientemente del lugar donde se producen", dijo a Reuters Carlos Slepoy, el abogado que presentó la querella.

El pedido apunta a que un juez argentino permita que se investiguen crímenes de la dictadura de Franco en los juzgados federales de Buenos Aires.

"La acusación se plantea por el delito de genocidio cometido por la dictadura franquista. El período temporal que abarca la querella es desde el 17 de julio de 1936 hasta el 15 de junio de 1977", agregó.

El abogado explicó que pedirán a España que remita pruebas y solicitará a diferentes organismos españoles un listado de todos los ministros que ejercieron durante la época franquista y de los mandos de las fuerzas armadas, de la guardia civil y de la policía militar que estén vivos.

"El objetivo es desarrollar pruebas del procedimiento para eventualmente imputar a algunos de ellos", dijo Slepoy.

Los querellantes hasta ahora son dos familiares de víctimas y organismos de derechos humanos y sindicales, entre ellos Abuelas de Plaza de Mayo y la Central de Trabajadores Argentinos.

También se presenta la Asociación Española por la Memoria Histórica, dijo Slepoy.

"Pensamos que (la respuesta de Argentina) tiene que ser positiva porque el principio de jurisdicción universal en que se basa esta querella está establecida en la propia Constitución Argentina (...) con lo cual creemos que esta querella va a prosperar y que van a empezar las investigaciones", concluyó.

Uno de los abogados patrocinantes, Ricardo Uñis, dijo que "este es un momento de agradecimiento a la Justicia y de alegría".

"Acabamos de iniciar la querella que lleva el número 4591. Cualquier víctima del mundo puede sumarse a ella", agregó, citado por el diario argentino La Nación.