Brasilia. El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil autorizó este viernes el bloqueo y la retención de US$2,4 millones depositados en cuentas en Suiza a nombre del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

El STF estableció la transferencia del dinero a una cuenta judicial en Brasil, con el objetivo de asegurar que, en caso de que se demuestre que los recursos tienen origen ilícito, sean incorporados directamente a las arcas públicas.

Cunha es investigado por tener cuentas bancarias no declaradas en Suiza, cuyos fondos al parecer provienen de un esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Las dos cuentas en Suiza atribuidas a Cunha fueron bloqueadas por la justicia suiza, antes del envío de la documentación a Brasil en septiembre pasado.

Este jueves el STF rechazó el pedido de secreto de sumario solicitado por los abogados del presidente de la Cámara de Diputados.

Confesiones de operadores en acuerdos de delación premiada en la operación "Lava Jato" ("autolavado") que investiga un amplio esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, apuntan que el dinero depositado en Suiza proviene de sobornos a empresas.

Como resultado de las revelaciones y los documentos suizos, varias organizaciones políticas, encabezadas por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), solicitaron la destitución de Cunha ante la Comisión de Etica de la Cámara.

El presidente de la Cámara de Diputados, quien se niega a dejar el cargo, tiene en sus manos la decisión sobre los pedidos de juicio político presentados por la oposición contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.