Brasilia. La principal fiscal de Brasil obtuvo una orden de la Corte Suprema para levantar el secreto bancario de varias personas y compañías bajo investigación en un caso de corrupción portuaria que involucra al presidente Michel Temer.

Un portavoz de la fiscal general Raquel Dodge dijo que el magistrado Roberto Barroso había autorizado a los fiscales investigar cuentas bancarias, información fiscal y correos electrónicos, pero se abstuvo de nombrar a las personas o compañías implicadas.

Globo TV reportó que los fiscales y la policía también querían investigar las cuentas bancarias, información fiscal y los llamados telefónicos del presidente.

El caso, que se relaciona con denuncias de sobornos en la obtención de la extensión de concesiones portuarias el año pasado, es la única causa de corrupción pendiente que involucra al presidente.

El jefe de la policía federal de Brasil, Fernando Segovia, dijo a Reuters hace dos semanas que la investigación no había hallado evidencia de corrupción y que pronto podría concluir que no se había cometido algún delito.

El juez Barroso convocó la semana pasada al jefe policial para explicar sus comentarios sobre una pesquisa que aún estaba abierta.