Brasilia. Una corte de Brasil multó al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por segunda vez este mes, por hacer campaña ilegalmente a favor de la candidata oficialista para las elecciones presidenciales del 3 de octubre, reportaron medios este viernes.

El Tribunal Electoral Superior de Brasil multó a Lula con 10.000 reales (US$5.524 dólares) en la tarde del jueves por hacer campaña por su jefa de gabinete, Dilma Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT) para sucederlo en el cargo.

La corte argumentó que Lula apoyó abiertamente la campaña de Rousseff durante un discurso en enero en Sao Paulo.

El mandatario, un líder inmensamente popular que tiene prohibido por ley presentarse a un tercer mandato consecutivo, puede apelar a la decisión.

A diferencia de varias otras democracias occidentales, en Brasil la realización de campañas está restringida a los tres meses previos a las elecciones.

Los partidos de oposición se han quejado desde el año pasado de que Rousseff subió en los sondeos de opinión debido a que Lula la llevó a inauguraciones por todo el país, otorgándole una amplia cobertura mediática.

Rousseff ha acortado la brecha con el principal precandidato opositor, el gobernador del estado de Sao Paulo, José Serra, a entre 4 y 5 puntos porcentuales, desde 20 puntos de diferencia hace seis meses, mostraron las últimas encuestas.

Lula, cuyo mandato termina el 1 de enero del 2011, tomó con ligereza la primera multa de 5.000 reales que le cursaron este mes, pero analistas afirman que la creciente atención de los medios sobre el asunto podría presionar a Lula a dejar de hacer campaña y dañar la candidatura de Rousseff.

Dos importantes periódicos brasileños publicaron la decisión de la corte en sus portadas del viernes.