Brasilia. Un tribunal brasileño prohibió este martes una película anti-islámica que dio lugar a violentas protestas en el mundo musulmán y dio a YouTube 10 días para remover la sinopsis de la película desde su sitio web.

La decisión de una corte estatal en Sao Paulo, que alberga a una gran comunidad de inmigrantes de Oriente Medio, se produjo horas después de que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, criticó la "islamofobia" en los países occidentales, en un discurso en las Naciones Unidas.

La demanda en contra de la controvertida película fue presentada por un grupo brasileño musulmán, la Unión Nacional Islámica, en contra del propietario YouTube, Google Inc, por publicar en internet una película que dijo era ofensiva y una violación al derecho constitucional a la libertad de religión.

En su decisión, el juez Gilson Delgado Miranda dijo que en el caso se yuxtaponen la libertad de expresión y la necesidad de proteger a las personas o grupos de personas de la acción que pueda incitar a la discriminación religiosa.

Miranda llegó a la conclusión de que prohibir algo ilegal no debe "ofender" a la libertad de pensamiento y de expresión, según el fallo publicado en línea por el diario Estado de S. Paulo.

Este no fue el único brasileño fallo judicial contra Google el martes. Más temprano, un tribunal electoral ordenó el arresto del principal ejecutivo de Google en Brasil después de que la empresa no removió videos de YouTube que atacaban a un candidato a la alcaldía local.

Los desafíos legales subrayan cuestiones más amplias sobre la responsabilidad de Google por el contenido subido por terceros a sus sitios web, como el video anti-islámico, que se burla del profeta Mahoma y desató una ola de protestas y violencia en el mundo musulmán.

Quince personas murieron en Pakistán durante las manifestaciones contra el video el viernes. Las personas que participan en la película, un clip de 13 minutos que fue publicado en YouTube, han dicho que fue hecho por un hombre de 55 años de California, Nakoula Basseley Nakoula.