Bogotá. La Corte Constitucional de Colombia se abstuvo este jueves de decidir sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, al considerar que la demanda que pretendía que lo autorizara carecía de los suficientes argumentos jurídicos.

La ley colombiana define el matrimonio como "un contrato por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse".

Los demandantes pedían a la corte suprimir de la norma la expresión "hombre y mujer", lo que en la práctica permitiría el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El presidente de la Corte Constitucional, Mauricio González, dijo que las principales debilidades de la demanda se dieron en los argumentos sobre la vulneración al derecho a la igualdad, el libre desarrollo de la personalidad y el derecho a no recibir tratos crueles y degradantes.

"Los demandantes debían tener una argumentación razonada y en este caso no se dio", explicó González.

El magistrado aclaró que la decisión del tribunal en ningún momento representa cosa juzgada, por lo que la demanda podrá interponerse de nuevo.

Desde 2007, la Corte Constitucional comenzó a reconocer derechos a las parejas del mismo sexo en Colombia, luego de demandas contra normas vigentes.

La corte determinó que las parejas de un mismo sexo pueden reclamar herencia y sustitución pensional en caso del fallecimiento de uno de los miembros si demuestran convivencia en los mismos términos de las uniones heterosexuales.

Las parejas homosexuales también tienen derecho a que uno de los dos afilie al otro al sistema de salud y a otros beneficios de seguridad social después de formalizar su situación ante notaría en un acto que no representa matrimonio sino un acuerdo de voluntades.

Previamente, la Corte Constitucional se abstuvo de fallar de fondo una demanda de una pareja gay que pretendía adoptar un hijo.

En julio, Argentina aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo y en agosto la Suprema Corte de Justicia de México los avaló en la capital de ese país.