Montevideo. La Corte de La Haya sostuvo que Uruguay no informó como correspondía a Argentina sobre la construcción de la planta de Botnia (hoy UPM) sobre la margen del río Uruguay. Este aspecto es un pronunciamiento a favor de las pretensiones de Argentina, que se basó en este punto para hacer la denuncia.

Según la Corte, Uruguay no transmitió a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) la información debida y no respetó la obligación de presentar el proyecto a la CARU. Anteriormente, había considerado que las obligaciones de informar, notificar y negociar son un medio apropiado para llegar el objetivo fijado por la CARU.

No obstante, sobre las afirmaciones acerca de que Botnia contamina el medio ambiente, el tribunal internacional indicó que no es un punto sobre el que deba pronunciarse, aunque sí dijo que las notificaciones e investigaciones sobre la contaminación deben hacerse en el organismo binacional que administra el río.

Peter Tomka, el presidente en ejercicio del tribunal de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, es el encargado de informar el veredicto. El juez comenzó puntualmente a la hora 10 a leer el fallo elaborado por dicho magistrado con respecto al conflicto bilateral entre Uruguay y Argentina por la planta UPM (ex Botnia).

“La corte no ve nada que pueda fundamentar la demanda de Argentina en materia de contaminación sonora y visual”, fue uno de los primeros puntos que señaló Tomka, quien también expresó que la demanda argentina en cuanto al perjuicio que causó Botnia al turismo argentino “escapa a la competencia de la Corte”.

La sesión se abrió con un minuto de silencio en homenaje de Héctor Gros Espiell, quien fuera representante de Uruguay en el juicio ante La Haya y que falleciera en noviembre de 2009. Luego se hizo un repaso de los datos generales del litigio.

Se prevé que la lectura, cuyas conclusiones finales se leerán en francés e inglés, dure entre una hora y media y tres horas, según han informado fuentes de la Corte.

En el corte de Arroyo Verde los asambleístas festejaron al escuchar que La Haya decía que Uruguay no había transmitido la información debidamente.

(Noticia en desarrollo)