Este martes y miércoles la Corte Interamericana de Derechos Humanos escuchará en audiencia las declaraciones y descargos de Leopoldo López Mendoza, ex alcalde del municipio caraqueño de Chacao y opositor al gobierno de Hugo Chávez, quien fue inhabilitado políticamente por las autoridades hasta el 2017.

El líder opositor fue inhabilitado por un ente administrativo, sin ser sometido a juicio, antes de las elecciones regionales y municipales de 2008, cuando era aspirante a la alcaldía metropolitana de Caracas. 

Economista de 39 años, López fue inhabilitado para aspirar y ejercer cargos públicos por acusaciones de actos de corrupción, que él niega, y que afirma que obedecen a motivaciones políticas. 

"Acá hay una violación de mis derechos políticos", declaró recientemente López, durante un encuentro con corresponsales extranjeros en Caracas, de acuerdo a El Mundo de Venezuela, que cita a la agencia Afp.

La Corte, con sede en San José, escuchará este martes y miércoles las declaraciones de López, de un testigo y de cuatro peritos propuestos por su defensa, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Estado venezolano, informó el tribunal en su sitio web. 

El tribunal debe decidir si hay "responsabilidad internacional (de Venezuela) por inhabilitar por vía administrativa al señor López Mendoza del ejercicio de la función pública en contravención con los estándares convencionales, prohibir su participación en las elecciones regionales del 2008, no haberle otorgado garantías judiciales y no brindarle una reparación adecuada", agregó la Corte.

Mendoza declaró su frustración de no poder competir en elecciones teniendo posibilidades concretar de ganar, según declaró.