Bagdad. Una corte iraquí ordenó el arresto de 39 miembros de un grupo de oposición iraní exiliado, acusándolos de crímenes contra la humanidad al ayudar a Saddam Hussein a reprimir una revuelta casi dos décadas atrás, dijo el domingo un juez.

Los 39 son miembros de la Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (PMOI por su sigla en inglés), un movimiento guerrillero que se opone al Gobierno iraní.

El PMOI se alió con el derrocado dictador iraquí, un musulmán sunita, durante la guerra entre Irak e Irán en la década de 1980, pero negó ayudar a Hussein a reprimir a una largamente oprimida mayoría de chiíes y kurdos.

Irán, Irak y Estados Unidos consideran al PMOI como una organización terrorista y el actual Gobierno chiita iraquí ha intentado que desocupe un área en el norte de Bagdad, donde cerca de 3.500 de sus miembros han vivido por 20 años.

"Una orden de arresto ha sido entregada contra 39 líderes y miembros de la organización, contando al jefe del PMOI Massoud Rajavi, debido a evidencia que confirma que cometieron crímenes contra la humanidad", dijo el juez Mohammed Abdul-Sahib, portavoz del Alto Tribulan de Irak.

"Los 39 sospechosos iraníes estuvieron involucrados con las ex fuerzas se seguridad iraquíes en sofocar el levantamiento (chiita) de 1991 contra el antiguo régimen iraquí y la matanza de ciudadanos iraquíes", declaró.

El PMOI comenzó como un grupo islamista de izquierda opuesto al fallecido Shah iraní, pero se distanció de los clérigos chiíes que llegaron al poder tras la revolución de 1979.

Las guerrillas muyahidín llevaron a cabo una serie de ataques contra blancos iraníes, y el país ejecutó a un gran número de prisioneros del PMOI al final de la guerra iraní-iraquí.

El año pasado, Irak dijo que quería que los exiliados de oposición iraní ubicados en el campamento Ashraf en el norte de Bagdad abandonaran el país.

Mahdi Uqbaai, portavoz del PMOI, dijo que la corte fue presionada por el Gobierno para ordenar los arrestos.