Tegucigalpa. La Corte de lo Contencioso Administrativo de Honduras confirmó esta semana la sentencia en la que se niega el reintegro a su cargo y el pago de los salarios que dejó de percibir al ex presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Carlos Orbin Montoya Rodríguez.

El falló judicial establece que la petición hecha por el ex funcionario es inadmisible tal como lo sentenció en primera instancia el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, por unanimidad de votos de los magistrado de dicha Corte.

En la resolución emitida por la dependencia de la Corte Suprema de Justicia se establece que Orbin Montoya interpuso la millonaria demanda en contra del Estado de Honduras tras su separación del cargo en junio de 2009.

En respuesta, el también ex coordinador de la “Cuarta Urna", propuesta por el ex presidente Manuel Zelaya Rosales, demandó que el Estado lo reintegrara a su cargo, además que se le pagaran los salarios dejados de percibir más los intereses generados y los costos del juicio.

Según el escrito judicial, Montoya fue separado el 15 de junio de 2009, aunque el ex funcionario alega que esto ocurrió durante el golpe de Estado. Durante el juicio, la Procuraduría General de la República logró acreditar que el ex funcionario abandonó su cargo como presidente del BCH para integrarse a las labores de la Cuarta Urna.

Por lo tanto, Montoya estaba incumpliendo con sus labores, ya que su gestión a cargo de la Cuarta Urna era incompatible con la de presidente del Banco Central de Honduras.