Brasil. El juez Ricardo Lewandowski, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, accedió a la petición del procurador general de la República, Rodrigo Janot, y autorizó este jueves la apertura de un proceso de investigación contra el ministro jefe de gabinete, Eliseo Padilha, para determinar si cometió crimen ambiental.

El caso se refiere a la construcción de un canal de drenaje en su beneficio en la localidad de Palmares do Sul, en el estado de Río Grande do Sul, realizado en un área de preservación permanente.

La pena prevista para ese tipo de delitos es de uno a tres años de prisión además de una multa.

Según Lewandowski, los hechos descritos por Janot constituyen, teóricamente, un delito penal con "elementos probatorios aptos a sostener el inicio de las investigaciones".

El jefe de gabinete ya se encuentra procesado en una acción que cuestiona la propiedad que reivindica en la misma localidad.

Janot destacó que un informe del órgano ambiental de Río Grande do Sul apuntó que el canal es una intervención irregular en un área de preservación "de importancia muy alta".

Padilha estaría entre los políticos sobre los cuales pesa otra petición de investigación en el STF, acusados de recibir fondos ilegales para financiar campañas, citados en la delación premiada de ejecutivos de la constructora Odebrecht en la Operación Lava Jato (Lavadero).

La lista aún no es divulgada oficialmente, pero según la prensa local, Padilha estaría incluido entre las 83 peticiones de investigación, así como, al menos, otros cuatro ministros del gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer.