Brasilia. La Corte Suprema Suprema de Brasil divulgó en la noche del viernes la lista de 45 políticos que se habrían beneficiado con los recursos desviados de la petrolera estatal Petrobras, por decisión del relator del caso, el juez Teori Zavascki.

El juez Zavascki decidó divulgar en su totalidad los documentos vinculados a los pedidos de investigación judicial de la Operación Lavadero, un paso previo al eventual procesamiento de los sospechosos.

Como el magistrado decidió no mantener ningún sigilo en el caso, pasan a ser públicas las acusaciones del procurador general de la República, Rodrigo Janot, y los testimonios en que los políticos fueron citados, incluyendo las delaciones premiadas de empresarios y ejecutivos involucrados en el escándalo.

Entre los investigados, están los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, ambos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

También aparecen en la lista otros parlamentarios del PMDB, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), del opositor Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), del Partido Progresista (PP) y del Partido Laborista Brasileño (PTB).

Otros dirigentes destacados son el senador y expresidente Fernando Collor de Mello (PTB), la exministra jefe de gabinete Gleisi Hoffmann (PT), y el exministro de Minas y Energía, Edison Lobao (PMDB).

Un gigantesco esquema de corrupción, que alcanzaría varios miles de millones de dólares, está siendo investigado en el marco de la Operación Lavadero, que involucra a directivos de la petrolera estatal y de empresas proveedoras, incluyendo a todas las grandes constructoras brasileñas.

Acusados en la negociación de contratos en Petrobras apuntaron, en el marco de delaciones premiadas, los políticos mencionados habrían recibido recursos para financiar sus campañas políticas obtenidos en el esquema de coimas, lavado de dinero y sobrefacturación de obras en la estatal.

En total, la lista divulgada por el STF incluye 54 personas mientras que 9 citados en las delaciones premiadas fueron excluidos por falta de indicios.

La divulgación de los nombres de políticos involucrados era esperada con gran expectativa, y se estima que la próxima semana deba tener importantes repercusiones políticas, especialmente en el Congreso, donde sus máximas autoridades están entre la lista de sospechosos.