Brasilia. El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil iniciará el 4 de mayo el juicio virtual del recurso presentado por la defensa del ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para dejar la prisión, informó hoy la asesoría de la corte.

     Con la acción, la defensa de Lula pretende anular la decisión del juez federal Sérgio Moro, quien determinó la ejecución provisional de la pena de 12 años y un mes de prisión contra el ex mandatario.

     La condena fue resultado del juicio contra Lula, quien fue acusado de recibir un departamento en Guarujá, a cambio de beneficios a una empresa constructora en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

     A principios de esta semana, el relator del caso en el STF, juez Edson Fachin, determinó que el recurso de la defensa sea juzgado electrónicamente.

  En la demanda, la defensa de Lula sostiene que Moro no debió ejecutar la pena porque no hubo agotamiento de los recursos en el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4), segunda instancia de la Justicia Federal.

     A partir de las 18:00, hora local (21:00 GMT) del día 4 de mayo, se abrirá un plazo de una semana para que los ministros de la Segunda Clase entren en el sistema y puedan emitir sus votos.

     Terminado el plazo, en la medianoche del 10 de mayo, el resultado del juicio será publicado, sin que haya reunión presencial para juzgar el caso.

     Si todos los ministros del colegio inscriben sus votos antes del 10 de mayo, el resultado podrá ser divulgado antes de que finalice el plazo.

     La mayoría de los integrantes de la Segunda Clase están contra el entendimiento que autoriza la detención después de la segunda instancia de la justicia.

     Con excepción de Fachin, los jueces Gilmar Mendes, Celso de Mello, Ricardo Lewandowski y Dias Toffoli se manifestaron contra la medida en otros juicios sobre el mismo tema, incluso en el "habeas corpus" que Lula promovió a principios de mes para no ser arrestado.

     En la demanda, la defensa de Lula sostiene que Moro no debió ejecutar la pena porque no hubo agotamiento de los recursos en el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4), segunda instancia de la Justicia Federal.

     Para los abogados, la decisión del Supremo que autorizó las detenciones después de segunda instancia, en 2016, debe ser aplicada solamente después del tránsito en juzgado en el TRF4.

     Los abogados también piden que el ex presidente pueda aguardar en libertad el fin de todos los recursos posibles en la justicia.

     Lula da Silva está preso en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba desde el pasado 7 de abril.