Washington. La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dictaminó el viernes que la Constitución estadounidense otorga a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse, en un triunfo histórico para el movimiento homosexual del país.

La corte votó por 5 a 4 que las garantías de la Constitución del debido proceso y la protección igualitaria bajo la ley implican que los estados no pueden prohibir los matrimonios de parejas del mismo sexo.

Con este dictamen, los matrimonios homosexuales serán legales en los 50 estados del país.

La decisión fue celebrada por una multitud de activistas que se reunieron en la puerta del edificio donde funciona la Corte en la capital, Washington.

El juez Anthony Kennedy, escribiendo en nombre de la corte, dijo que la esperanza de la gente gay con la intención de casarse "no es estar condenado a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden la misma dignidad a los ojos de la Ley. La Constitución les otorga ese derecho".

Kennedy, un conservador que a menudo emite votos decisivos en casos importantes, estuvo acompañado en su declaración de cuatro jueces liberales de la corte.