Caracas. Una corte venezolana prohibió al diario El Nacional divulgar información, imágenes o publicidad que contengan "sangre, armas o mensajes de terror", luego de que el rotativo local publicara la semana pasada una polémica foto con cadáveres en primera plana.

El diario de línea opositora defendió la controvertida instantánea, que era de archivo pero que fue publicada en la edición del viernes, como una forma de ilustrar el tema de la violencia en el país petrolero, que cada año se salda con la muerte de miles de personas a manos del hampa común.

Sin embargo, el Gobierno del presidente Hugo Chávez acusa a El Nacional y a los medios privados de exagerar el problema de la inseguridad para generar zozobra en la población semanas antes de las elecciones legislativas, en las que el oficialismo aspira a reeditar la mayoría en la Asamblea Nacional.

"El Tribunal 12 de Mediación y Sustanciación de Protección del Niño, Niña y Adolescente del Área Metropolitana de Caracas, ordenó al diario El Nacional no publicar imágenes, informaciones y publicidad de cualquier tipo con contenido de sangre, armas y mensajes de terror", dijo la Fiscalía en un comunicado.

La foto muestra varios cuerpos sin vida desnudos tendidos sobre camillas en una sala pobremente acondicionada de la morgue de Bello Monte en la capital venezolana.

"El Gobierno asumió una posición muy agresiva porque la foto tuvo un impacto político muy grande dado el crecimiento desproporcionado en Venezuela de las cifras de criminalidad", dijo el director de El Nacional, Miguel Henrique Otero, en contacto con la cadena televisiva CNN.

"La intensión editorial de la foto era crear un shock para la gente para que de alguna manera reaccionara ante la situación ya que el Gobierno no hace nada respecto a la inseguridad personal", agregó.

El Ministerio Público dijo que estudia la posibilidad de solicitar que se extienda la medida a otros medios de circulación nacional y regional.

Los venezolanos consideran la inseguridad como el principal problema del país y califican de insuficiente la actuación del gobierno para resolver este flagelo, que afecta sobre todo a los estratos más pobres del país, según sondeos.

La oposición asegura que la oleada de crímenes que afectan al país petrolero -más de 16.000 muertes violentas sólo en 2009, según cálculos de varias ONGs y expertos- es muestra de la ineficiencia del Ejecutivo, al que acusan de acallar a los medios de comunicación.

El gobierno, que hace años dejó de publicar estadísticas oficiales sobre muertes y delitos pese a las repetidas peticiones de los medios, asegura que la violencia es un problema heredado de administraciones anteriores y dice que sus adversarios hacen un uso político de los asesinatos.

Caracas es considerada una de las ciudades más peligrosas del planeta, según varios estudios internacionales, y embajadas de diversos países recomiendan no viajar a Venezuela debido a la inseguridad.