Caracas. Una corte venezolana sentenció este jueves al comisario y diputado opositor electo, José Sánchez, a 19 años de cárcel por complicidad en homicidio, lo que bloquearía su entrada a la Asamblea Nacional que empezará a sesionar en los próximos días.

Adversarios del presidente socialista, Hugo Chávez, denuncian acoso contra el comisario, conocido como "Mazuco", cuyo juicio se aceleró cuando ganó la elección, aunque ya tenía tres años detenido sin ser procesado.

"(Fue sentenciado) fundamentándose en dos testimonios: el de un testigo encapuchado y el de un extorsionador que presentó credenciales falsas (...) Lo que ha ocurrido no es más que una evidencia de cómo funciona la justicia en Venezuela", dijo la también diputada opositora electa Delsa Solórzano a través del canal Globovisión.

La sentencia es por complicidad en homicidio, privación ilegítima de libertad y violación de pactos internacionales contra el supuesto agente de inteligencia militar Claudio Macías, asesinado en una cárcel del estado Zulia cuando "Mazuco" era secretario de seguridad ciudadana de la región.

El nuevo diputado deberá cumplir su condena en la prisión militar de Ramo Verde, en el central estado Miranda, donde también paga sentencia un grupo de militares retirados y hasta un ex ministro de Chávez, que han sido calificados por opositores como "presos políticos de la Revolución".

Chávez ha dicho que no tendrá concesiones con personajes públicos que incurran en delitos y los ha calificado de ser sólo "políticos presos".

Si se determina que "Mazuco" no podrá ir a la Asamblea, el curul pasaría a su suplente Nora Bracho. Ambos militan en el partido Un Nuevo Tiempo, por lo que no estaría en riesgo el 40% de participación conquistada por los adversarios de Chávez en el cuerpo en unas elecciones en septiembre.

Las leyes venezolanas permiten que los presos participen en elecciones antes de recibir sentencia firme y la Constitución otorga inmunidad a los diputados desde su proclamación.

Pero autoridades han tomado en cuenta que el presunto delito es anterior a los comicios y que la inmunidad de "Mazuco" comenzaría con la asunción al curul el 5 de enero.

Juicio Irregular. Sánchez permaneció semanas detenido en su casa tras ganar una representación ante el Parlamento por el occidental estado Zulia el 26 de septiembre, pero fue devuelto a la cárcel militar donde había estado recluido y sometido a juicio bajo protesta.

La defensa incluso ha denunciado su traslado forzoso a los tribunales, donde se ha visto al fornido policía y abogado de 51 años fotografiado en silla de ruedas.

El comisario fue apresado en 2007, poco después del asesinato de Macías.

Adversarios al presidente consideraron su acusación como una retaliación contra el destacado opositor y ex gobernador de Zulia Manuel Rosales, quien retó a Chávez en las elecciones presidenciales del 2006.

Desde 2008, Rosales, quien se había posicionado como uno de los principales líderes del país petrolero, permanece asilado en Perú, después de que Chávez impulsó un juicio en su contra por presunta corrupción y aseguró que lo mandaría a prisión.

Asimismo, otros dos opositores están procesados pese a su triunfo en las legislativas: El ex alcalde Biagio Pilieri, quien está apresado en su casa acusado de corrupción; y Richard Blanco, en libertad condicional por presunta agresión a un policía.

Defensores de derechos humanos afirman que en el país existen casi 30 presos políticos, denuncian que el Gobierno controla al Poder Judicial y que una nueva ley que les impide el financiamiento internacional es un intento de acallarlos.