San José. Como “una nueva agresión hacia la integridad territorial de Costa Rica y una burla al derecho internacional”, calificó la cancillería de ese país la declaración hondureñas sobre límites marítimos entre ambas naciones.

El pasado 21 de diciembre, Nicaragua se adjudicó como propias las coordenadas comprendidas entre 10° 54' 522'' N y 83° 37' 035, espacio territorial que correspondería a Costa Rica.

“Costa Rica, por lo tanto, rechaza con firmeza esa agresión, que se inscribe dentro de la política de hechos consumados que ha seguido el gobierno de Nicaragua en este caso”, sostuvo la cancillería en un comunicado.

Además, el vicecanciller Carlos Roverssi afirmó que existen denuncias de pescadores que fueron perseguidos por soldados nicaragüenses, lo que significaría una violación a las fronteras marítimas.

No obstante, Roverssi separó este conflicto de la próxima audiencia en La Haya. “Esto es un caso aparte al de la Isla Calero. Están abriendo otro frente”, dijo el funcionario público según informa el diario local La Nación.

Los países se reunirán el próximo 11 de enero en una audiencia en el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, instancia donde se conocerá la demanda costarricense por presuntos daños ambientales ocasionados por su vecina en las cercanías de la Isla Calero.