San José. La Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó este viernes una legislación contra el soborno transnacional, con la que pretende poner su marco jurídico acorde con las exigencias de la Organización para la Cooperación y el Desarollo Económicos (OCDE).

La Casa Presidencial de Costa Rica celebró el acuerdo legislativo mediante un comunicado y explicó que como parte del proceso de adheción a la OCDE, el país debe suscribir la "Convención para combatir el cohecho de servidores públicos extranjeros en transacciones comerciales internacionales", lo que implica actualizar su legislación nacional en esta materia.

Este objetivo, indicó el gobierno costarricense, se consigue con la aprobación de la Reforma del delito de soborno transnacional, artículo 55 de la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la función pública.

La reforma modifica el tipo penal del soborno transnacional, con lo que se asegura un castigo a aquellas personas que intenten sobornar a funcionarios públicos de distintas maneras.

"La legislación aprobada hoy afianza nuestra gestión de ingreso a la OCDE. La prevención y combate al soborno transnacional son vitales para cumplir con estándares internacionales anticorrupción, por lo que la ley ratificada hoy en segundo debate es un logro país que vigoriza nuestra imagen internacional", señaló el ministro de la Presidencia Sergio Alfaro.

Con esta legislación Costa Rica se inserta en una red de colaboración multinacional en aspectos penales que le permitirá perseguir el soborno que se inicia en otros países y se materializa en el país.