La Habana. Costa Rica ejerce a partir de este miércoles la presidencia pro-témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), responsabilidad que recibió de Cuba durante la sesión final de la II Cumbre del organismo regional clausurada en La Habana.

Ante la presencia de los mandatarios y representantes de los 33 países miembros del bloque, la presidenta costarricense Laura Chinchilla asumió el cargo, que hasta esta jornada ejerció el jefe de Estado y de Gobierno anfitrión, Raúl Castro.

En el recinto ferial de Pabexpo, Castro deseó los mayores éxitos en esta responsabilidad a Costa Rica, y aseveró que la isla seguirá trabajando de manera ardua en el seno de la Celac y, en particular, como miembro del "cuarteto" durante 2014, para dar continuidad al proceso de consolidación de la Comunidad.

El cuarteto de Celac, encargado de instrumentar las declaraciones especiales, está integrado por Cuba, Chile, Costa Rica y Haití, y antes se denominada "troika ampliada".

El presidente Castro expresó también su "firme disposición de trabajar para enfrentar los desafíos del escenario internacional y realizar esfuerzos para impulsar la equidad e inclusión social, erradicar la discriminación, las desigualdades, la marginación, las violaciones de los derechos humanos y las transgresiones al Estado de Derecho".

Por su parte, la mandataria Chinchilla dijo que asume la presidencia temporal del bloque "con profundo compromiso latinoamericano y caribeño".

Durante dos días, la mayoría de los mandatarios latinoamericanos y caribeños hablaron en torno a asuntos relacionados con la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad, bajo el imperativo de una mayor unidad e integración por encima de diferencias.

Los gobernantes aprobaron la Declaración de La Habana, el Plan de Acción para el año en curso y otros documentos específicos sobre problemáticas de la región, así como una proclamación de América Latina y el Caribe como "Zona de Paz".