San José. El gobierno de Costa Rica destinará siete millones de dólares a la prevención del tráfico de drogas, tras acordarse un aumento al presupuesto del Instituto de Control de Drogas (ICD), como parte del seguimiento de la Estrategia Sectorial Interinstitucional e Institucional contra el Narcotráfico y la Criminalidad Organizada.

Según informó la Casa Presidencial de Costa Rica, el acuerdo es parte de la estretagia desarrollada desde noviembre del 2015 por los presidentes de los poderes Judicial, Ejecutivo, Legislativo y Electoral.

Del dinero presupuestado (3.800 millones de colones, en moneda local) poco más de 1,6 millones de dólares corresponden a fondos del gobierno, mientras que el resto proviene del dinero incautado a actividades del narcotráfico.

Este presupuesto representa un incremento de 214 por ciento con respecto al año anterior y será destinado a los programas de prevención y al Sistema Nacional de Tratamiento, que atiende a las personas dependientes de sustancias sicoactivas.

Según comentó Guillermo Araya, director del ICD, aunque el presupuesto le corresponde a la institución a su cargo como ente rector en la materia, este se ejecuta en abordajes multidisciplinarios e interinstitucionales, ya sea que trabajen directa o indirectamente con el flagelo de las drogas.

En lo que tiene que ver con el eje de los programas de represión y cuerpos policiales, el ICD también dispondrá de más recursos en este año, ya que recibirá casi un 63% más fondos.