San José. Negociadores de Costa Rica y China alcanzaron un acuerdo para un tratado de libre comercio, clave en los planes del país centroamericano para extender su red de pactos comerciales más allá del hemisferio occidental.

Se espera que el presidente Oscar Arias firme el acuerdo en abril, y que luego deberá ser ratificado por el nuevo Congreso del país.

La mandataria electa Laura Chinchilla, quien relevará a Arias a inicios de mayo, no cuenta con la mayoría en el Congreso, por lo que necesitará de la oposición para la ratificación del tratado con China.

Una de las principales fuerzas opositoras está a favor del libre comercio. Sin embargo, este tema ha sido un asunto complicado en el pasado en Costa Rica, que en 2007 aceptó ajustadamente en un referendo un tratado con otros países de la región y Estados Unidos.

El tratado eliminaría los aranceles sobre 99% de las exportaciones de Costa Rica a China, incluyendo su famoso café de alta calidad y otros productos agrícolas.

"No fue una negociación fácil", dijo Fernando Obando, jefe de los negociadores de Costa Rica, en una rueda de prensa, señalando que China rechazó la solicitud de incluir al azúcar en el tratado.

Bajo el tratado, 90% de las exportaciones chinas, incluyendo artículos electrónicos, estarán libres de aranceles, pero el café cultivado en el país asiático no está incluido.

Chinchilla, que ganó con amplia ventaja en las elecciones del domingo, ha dicho que alcanzar nuevos tratados comerciales será una prioridad de su gobierno.