Julian Assange, el creador de WikiLeaks que puso en jaque la diplomacia estadounidense y que era buscado  por cometer presuntos abusos sexuales en Suecia, fue detenido este martes a las 09:30 (hora local) en Londres por una orden de arresto de la Interpol.

La detención de Assange no está relacionada al escándalo de las filtraciones de Wikileaks sino por cargos de presunto acoso sexual emanados desde la justicia de Suecia. 

Assange, australiano de 39 años, fue detenido después de presentarse a la policía  y debe comparecer este martes 7 de diciembre ante el tribunal de primera instancia de Westminster.

"Está acusado por las autoridades suecas de un cargo de coerción ilegal, dos cargos de acoso sexual y un cargo de violación, todos los cuales se habrían cometido en agosto del 2010", dijo la policía de Londres en un comunicado.

Cabe señalar que  las autoridades británicas habían recibido este lunes la euroorden para proceder a la detención de Assange por un supuesto delito judicial.

Esta orden fue la segunda recibida por las autoridades de Reino Unido producto de que en una primera solicitud hubo un defecto de forma que la dejó sin efecto. 

Las autoridades de Reino Unido deberán decidir si  entregan o no a Assange para su procesamiento. 

Solicitud de Suecia. Assange, de 39 años, era buscado en Suecia para ser interrogado sobre acusaciones de violación, abuso sexual y apremios ilegales, y la Policía Metropolitana de Londres recibió una orden de arresto en su contra previamente este lunes, dijo a Reuters una fuente de la fuerza.

El australiano, cuya página web WikiLeaks ha estado en el centro de una disputa sobre la divulgación de cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, ha negado los alegatos.

"Julian Assange no ha sido acusado de nada", dijo el abogado Mark Stephens a la cadena de televisión de la BBC, quien intentó fijar una reunión con la policía por mutuo acuerdo para facilitar el interrogatorio, lo que finalmente no se concretó.

La fiscalía sueca dijo que entregó toda la información solicitada por la policía británica, luego de una serie de aparentes dificultades legales.

*Con información de Reuters y El País de España.