Nueva York. El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, enfrentaba la presión de funcionarios europeos para que deje su puesto este martes, luego de que pasó su primera noche en una cárcel en Nueva York.

Con el FMI sumido en la incertidumbre por el arresto de su jefe por cargos que incluyen intento de violación, China y Brasil desafiaron el control que tiene Europa sobre la elección del máximo puesto en la institución.

En Francia, varios líderes socialistas expresaron su indignación por el modo en que Strauss-Kahn, que hasta hace poco era el favorito en la carrera presidencial, fue manipulado por la policía estadounidense, esposado y sin afeitar, antes de haber tenido la oportunidad de defenderse en el tribunal.

Pero dos ministras de Finanzas europeas cuestionaron la viabilidad de su permanencia en el liderazgo de una institución que es central en los esfuerzos por estabilizar la economía mundial.

Ante la pregunta de si el francés Strauss-Kahn debería irse, la ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, dijo luego de una reunión de la Unión Europea: "Dada la situación, de que la fianza ha sido negada, tiene que considerar que de otro modo le haría daño a la institución".

La ministra de Economía española, Elena Salgado, dijo que la decisión de irse o quedarse depende de Strauss-Kahn.

"Creo que también hay que confiar en que el señor Strauss-Kahn utilice su mejor criterio, en este caso al menos, en otros no parece que lo haya utilizado", afirmó ante los periodistas.

La funcionaria indicó que su solidaridad estaba principalmente con la mujer que sufrió el ataque en caso de que se éste se confirme.

Strauss-Kahn, que está preso en la célebre cárcel Rikers Island de Nueva York, niega el cargo de que agredió sexualmente a una empleada en un lujoso hotel en Manhattan el sábado y dice que tiene una coartada.

Una juez de Manhattan rechazó el lunes su libertad bajo fianza, decretando la prisión preventiva, y le ordenó que el 20 de mayo debe volver a comparecer en la corte.

En una medida significativa el martes, China dijo que la selección del próximo jefe del FMI debe basarse en "la justicia, la transparencia y el mérito".

China se convirtió el año pasado en el tercer mayor país miembro del fondo, luego de Estados Unidos y Japón. El Ministerio de Relaciones Exteriores del país se negó a hacer declaraciones sobre los cargos contra Strauss-Kahn.

Es la primera vez que la nación asiática ha intervenido tan rápida y públicamente en el debate sobre la selección en el FMI.

Los 10 directores gerentes que han dirigido el fondo desde su creación luego de la Segunda Guerra Mundial han sido europeos, incluyendo cuatro franceses.

SOLIDARIDAD SOCIALISTA EN FRANCIA

Una reunión de emergencia del liderazgo socialista en París dio una inusual muestra de unidad en medio de la conmoción por la posible pérdida del político más popular de la centroizquierda y con más chances de derrotar al presidente conservador Nicolas Sarkozy en los comicios de abril.

"Unidad, responsabilidad, combatividad, estas son las tres palabras que más surgieron esta mañana", dijo la líder del partido, Martine Aubry, luego de la sesión.

"Hubo emoción, por supuesto, y la sorpresa que todos sentimos, pero es nuestra responsabilidad estar a la altura de las circunstancias", agregó.

Hasta ahora, Strauss-Kahn no ha renunciado al FMI ni ha abandonado la carrera francesa. Pero se prevé que quedará marginado de ambos ámbitos por un caso legal que podría prolongarse.

Su dramática caída en desgracia podría beneficiar a Sarkozy, al igual que a la líder de extrema derecha Marine Le Pen.

Pero el presidente, cuya campaña por la reelección podría recibir un impulso gracias a la noticia de que su esposa, la cantante y ex modelo Carla Bruni, está embarazada, mantuvo distancia del escándalo, sin hacer comentarios sobre el futuro de un hombre que alguna vez fue considerado como su enemigo.

SORPRESA Y ENOJO

Los socialistas acordaron que no cambiarían el calendario de la selección, según el cual los candidatos a las primarias deben ser anunciados en julio.

Los políticos y comentaristas franceses reaccionaron con sorpresa y enojo a la decisión de la jueza de Nueva York de rechazar la libertad bajo fianza de Strauss-Kahn.

"Es un hombre valiente a quien se le ha ocasionado un destino despectivo", dijo el ex ministro de Cultura socialista Jack Lang a la radio Europe 1, denunciando un "linchamiento".

En un aparente indicio sobre la estrategia de la defensa, su abogado Benjamin Brafman dijo en la audiencia: "La evidencia creemos que no será consistente con un encuentro a la fuerza".

Además de abrir las posibilidades de la carrera por el Palacio del Elíseo, el arresto de Strauss-Kahn conmocionó al Fondo Monetario Internacional, que se encuentra ayudando a estados de la zona euro como Grecia y Portugal a lidiar con la crisis de la deuda.

La junta directiva del fondo, basado en Washington, hasta ahora no ha decidido si pedirá su renuncia.

El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, se sumó a una lista de funcionarios europeos que declararon que el sucesor de Strauss-Kahn debería proceder de Europa debido al rol clave del FMI en la crisis de la deuda de la zona euro.