El Cairo. Manifestantes furiosos por un filme que consideran que insulta al profeta Mahoma se enfrentaron este viernes con la policía cerca de la embajada de Estados Unidos en El Cairo, antes de una protesta nacional convocada por Hermanos Musulmanes, el partido que llevó al poder al actual presidente islamista de Egipto.

Los manifestantes también chocaron con la policía en Yemen, donde una persona murió y 15 resultaron heridas el jueves en desmanes en la sede diplomática estadounidense, y multitudes se reunieron en Malasia, Bangladesh e Irak para protestar por el filme realizado en California.

La producción cinematográfica fue responsable de un ataque al consulado de Estados Unidos en la ciudad oriental libia de Bengasi en el que murieron el embajador estadounidense y otros tres diplomáticos norteamericanos el martes, en el aniversario de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

En Nigeria, donde la secta islámica radical Boko Haram ha matado a cientos de personas esta año en una insurgencia, el gobierno puso en alerta a la policía e incrementó la seguridad alrededor de las misiones extranjeras.

En tanto, en Sudán, una turba irrumpió en la embajada de Alemania, donde rompieron vidrios e izaron una bandera islámica, en protesta por el filme. El personal de la misión diplomática estaba a salvo.

El gobierno de Sudán había criticado a Alemania por tolerar las críticas al profeta Mahoma.

El Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo que el video -que circula en internet con varios nombres, entre ellos "Innocence of Muslims"- era "atroz" pero que no debería ser usado como una excusa para la violencia.

La embajada británica en Sudán, vecina a la de Alemania, también era blanco de las protestas y de la ira de los manifestantes. En tanto, un grupo islamista sudanés amenazó con atacar la embajada estadounidense en Jartum.

Fuerzas de seguridad en Yemen efectuaron el viernes disparos de advertencia y utilizaron cañones de agua contra cientos de manifestantes cerca de la embajada de Estados Unidos en Saná.

"¡Hoy es tu último día, embajador" y "Estados Unidos es el diablo" podía leerse en algunas pancartas.

La embajada de Estados Unidos en Saná informó a los ciudadanos estadounidenses que "la situación de seguridad sigue siendo incierta", en un comunicado publicado en su página web.

Las embajadas de Estados Unidos y de otros países occidentales ubicadas en naciones musulmanas habían reforzado la seguridad, temiendo que el enojo por el filme pueda generar ataques sobre otras sedes diplomáticas.

Las protestas colocan al presidente estadounidense, Barack Obama, frente a una nueva crisis política internacional menos de dos meses antes de los comicios es los que buscará ser reelecto, y ponen a prueba las relaciones de Washington con gobiernos democráticos del mundo árabe a los que ayudó a llegar al poder.

Obama se comprometió a llevar a los responsables del ataque en Bangasi a la justicia. Estados Unidos envió buques de guerra a Libia, que según un funcionario apuntan a brindar flexibilidad ante cualquier acción futura, y medios de Yemen confirmaron la llegada de Marines estadounidenses al país el jueves.