Nairobi. La máxima diplomática de Venezuela en Nairobi fue asesinada en su casa por tres intrusos y la policía keniata cree que una lucha de poder al interior de la embajada sería el motivo, según dijo el martes la policía.

Olga Fonseca, la embajadora interina de Venezuela y jefa de negocios, fue hallada estrangulada en su cama el viernes en la mañana.

El colega de Fonseca en la embajada, el primer secretario Dwight Sagaray, quien fue arrestado el sábado y llevado ante los tribunales el lunes, pronto será acusado formalmente como principal sospechoso, dijo la policía.

"Creemos que el asesinato fue un juego de poder (...) lucha por cargos en la embajada", dijo a Reuters Nicholas Kamwende, jefe del departamento de investigaciones criminales.

La policía también emitió una orden de arresto para el amigo y vecino de Sagaray, Muhammed Ahmed Mohammed Hassan, en relación con la muerte de Fonseca.

Kamwende dijo que Hassan, un keniata de descendencia somalí, en el pasado "se hizo pasar por funcionario de la embajada venezolana" y se sabía que había utilizado el vehículo oficial de Sagaray.

La policía keniata también busca a otros dos hombres en la investigación.

Fonseca murió entre las 22.00 hora local (1900 GMT) del jueves y las 10.00 hora local del viernes, dijo la policía.

"Se sospecha que tres personas ingresaron a la casa en la oscuridad de la noche", dijo Kamwende, refiriéndose a la mansión de Fonseca, rodeada de árboles tropicales y un cerco eléctrico, en el acomodado vecindario de Runda en Nairobi.

La policía acusó a dos "askaris" o guardias de seguridad keniatas que se encontraban en el complejo de Fonseca de no utilizar ningún medio razonable para detener el asesinato. Ambos se declararon no culpables.

Nueve personas han sido arrestadas desde que se encontró el cuerpo de la diplomática, de las cuales seis fueron liberadas sin cargos.

Fonseca había asumido el cargo en la embajada el 15 de julio y su corto tiempo en el puesto estuvo marcado por la controversia.

Funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kenia dijeron que el personal keniata en la residencia de Fonseca se quejó con la unidad de policía diplomática del ministerio después de que la diplomática los despidiera.

Los empleados dijeron que Fonseca prescindió de sus servicios después de que se negaran a retirar las acusaciones de acoso sexual contra el ex jefe de la embajada.

El Gobierno venezolano dijo que Fonseca era una diplomática brillante y ofreció toda su colaboración a las autoridades de Kenia, que arrestaron a Sagaray sólo después de que se le despojara de su inmunidad diplomática.

"Creo que la investigación llegará pronto a una conclusión y creemos que sabemos quién cometió este acto odioso", dijo Kamwende. "Es sólo cosa de tiempo antes de que los tengamos a todos", agregó.