La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aseguró que "solo alguien que no está bien puede reprimir en un neuropsiquiátrico" al opinar sobre la brutal represión de este viernes de la Policía Metropolitana en el Hospital Borda, y destacó que "lo peor (es) que las autoridades políticas lo justificaron", al referirse a la posición que asumieron Mauricio Macri y los funcionarios del gobierno porteño.

Por medio de las red social Twitter, la jefa de Estado señaló que "ayer vi las imágenes de la increíble represión en el Borda. Por qué increíble? Sólo alguien que no está bien puede reprimir en un neuropsiquiátrico. Médicos, trabajadores, pacientes, periodistas, legisladores, no se salvó nadie".

"Me parece que afuera de los neuropsiquiátricos hay algunos que deberían estar adentro", agregó, sobre la brutal represión en los terrenos de Hospital Borda, que dejó un saldo de ocho detenidos y mas de 40 heridos, entre los que figuraron pacientes, médicos, enfermeros y periodistas.

En ese sentido, Cristina Fernández señaló que "lo peor es que las autoridades políticas lo justificaron. Desbordes policiales o de las fuerzas de seguridad hay en todas partes del mundo. El gran tema es qué hace después el responsable político cuando esto sucede", señaló.

La presidenta contrapuso la respuesta represiva del gobierno porteño en el conflicto del Hospital Borda, con la actitud del gobierno nacional de "no reprimir" la protesta social y recordó que esa es la política que, "llevamos adelante durante diez años".
Cuestionó además la "protección mediática" hacia el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, al analizar los titulares de algunos diarios y dijo que "debería incluirse como materia en las facultades de comunicación social de todo el país".

"Hay tres que llaman la atención. La Prensa: Graves choques. La Nación: Brutal enfrentamiento entre militantes de ATE y la metropolitana dejó 32 heridos. El gran diario argentino: una foto abajito, como no queriendo: Graves incidentes en el Borda, 36 heridos (Se ve que La Nación contó mal.)", señaló.

Y agregó: "eso que se llevaron esposado a un reportero gráfico de Clarín… se imaginan si esto lo hubiera hecho una fuerza de seguridad nacional?".

Cristina Fernández se refirió además al responsable del operativo de la Policía Metropolitana. "Me cuentan que en el operativo del Borda estuvo el 2do Jefe de la Metropolitana, Ricardo Raul Pedace. Supo ser jefe de la custodia de Néstor (Kirchner) cuando era presidente, como comisario mayor de la Policía Federal".

"Néstor (Kirchner) lo separó -agregó- cuando declaró que el presidente no respetaba los protocolos de seguridad y era imposible cuidarlo de esa manera. Todo hace juego con todo. Ya lo dije, hay hombres irrepetibles y agrego un adjetivo más, visionario", dijo aludiendo al ex mandatario.

También escribió sobre la agresión al militante del Pro Demián Martínez Naya, cuando intentaba proteger las puertas del Congreso Nacional durante la protesta opositora del pasado jueves, que luego de estar en Plaza de Mayo fue al Parlamento a protestar contra la reforma judicial.

Cristina Fernández señaló que "yo también pregunto. Por qué será que cuando suceden estos hechos de violencia terrible las instituciones no gubernamentales", que "opinan de todo, sobre todo cuando hay que criticar al Gobierno, no critican públicamente estos hechos?".

Y se preguntó: "¿o será que enviar una ley al Congreso que no le conviene a algunos intereses, es mucho más grave que pegar, destruir, romper?", y agregó: "a veces hay silencios frente a estos hechos que hacen demasiado ruido".

"Cuando aparecen los violentos, que odian, quieren destruir a los diferentes o que no piensan igual, pegan. Como a vos Demián que casi te matan. Ni siquiera por pensar diferente, vos también estabas en contra de las leyes. Pero las leyes sólo eran la coartada, querían romper todo. Le sigo explicando. No queremos reprimir. Preferimos pagar todos los costos. Es la política que llevamos adelante estos 10 años", continuó.

"Parece ser que ser gay o de La Cámpora es algo horrible y muy malo para algunos energúmenos", aseveró.

Por otro lado, la presidenta hizo una reseña de la estratégica reunión bilateral que mantuvo el jueves con su par de Brasil, Dilma Rousseff, y cuya conclusión fue: "excelente jornada de trabajo. Tudo bem, pa frente", dijo utilizando el idioma del vecino país.

También se refirió al encuentro que mantuvo con el militante del PRO agredido en una fiesta por ser gay, Pedro Robledo, y sobre el libro que recibió de regalo por parte del joven, "Gays y Lesbianas, vida y cultura, un legado universal".

Recordó que "la ley de matrimonio igualitario es la única que Néstor votó en toda su vida. Si el no hubiera estado, tengo la certeza de que no habría ley".