La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reafirmó a la Argentina como un país que "siempre está del lado de la paz", y aseguró que prefiere "una nación con muchos cascos de trabajadores y no tanto de soldados". 

"Argentina es un país de paz, vamos a seguir insistiendo una y otra vez, vamos a machacar en la no militarización de la región, porque siempre prefiero una Nación con muchos cascos de trabajadores y no tanto de soldados", dijo la jefa de Estado al inaugurar la nueva planta de elaboración de medicamentos oncológicos de un laboratorio de capitales argentinos y chilenos, en Pilar.

La presidenta agregó que para ayudar a la paz "hay que respetar lo que ordenan los organismos internacionales", y señaló a "los que aún quieren agitar las banderas de la militarización, no sólo en el Atlántico Sur".

"Las diferencias y conflictos hay que resolverlas de otro modo, Argentina siempre está del lado de la paz, y prueba de esto es que nuestras Fuerzas Armadas sólo integran fuerzas de paz, como en Haití y Chipre", dijo la mandataria, al tiempo que hizo extensiva esta actitud pacífica a toda "América del Sur".

"Quiero revalorizar a América del Sur como una región de paz, aún en momentos difíciles, y la democracia, a la que hay que defender con uñas y dientes", dijo la Jefa de Estado.