Madrid. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió este martes al nuevo gobierno británico que ambos países reabran las negociaciones sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

"Quería pedir, en nombre de mi país (...) y saludando al nuevo primer ministro (británico) por favor reanudemos nuestras negociaciones en relación con la soberanía de las Islas Malvinas (...) que aún sigue incumplida", dijo Fernández en la apertura de la segunda sesión de la Cumbre UE-Latinoamérica en Madrid.

La presidenta argentina ya envió una misiva al nuevo gobierno de coalición conservadora-liberal tras su victoria electoral con el mismo motivo.

Argentina y el Reino Unido mantienen una extensa disputa diplomática por las islas. Una invasión argentina en 1982 provocó una guerra que dejó casi 1.000 muertos y terminó tras pocas semanas de enfrentamientos con la rendición del país sudamericano.

Portazo británico.  La soberanía de las Islas Malvinas es innegociable salvo que los ciudadanos del archipiélago lo deseen, dijo el secretario de Estado de Reino Unido, Jeremy Browne.

"No tenemos ninguna duda sobre la soberanía de las Islas Malvinas. Se aplica el principio de auto determinación definido por la Carta de las Naciones Unidas", expresó Browne.

"No puede haber una negociación sobre soberanía salvo que los isleños lo deseen", agregó.

Browne expresó que "el Tratado de Lisboa claramente reafirma la posición de la UE de que las Islas Malvinas son un territorio británico de ultramar".

"Aunque estamos en desacuerdo con Argentina sobre la Islas Malvinas, tenemos una relación estrecha y productiva en una variedad de temas, incluyendo asuntos económicos dentro del G20 y el cambio climático", agregó.