Buenos Aires. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner retomó su actividad oficial en la residencia de Olivos, tras regresar anoche de Río Gallegos, donde asistió a un homenaje a su esposo Néstor Kirchner, al cumplirse un año de su fallecimiento.

La jefa de Estado arribó al sector militar del aeroparque metropolitano, poco antes de las 20, acompañada por su hija Florencia y otros colaboradores.

Cristina partirá mañana a las 20, por vía aérea desde el aeroparque Jorge Newbery, a bordo del avión Tango 01, con destino a Cannes, Francia, con el propósito de participar de la Cumbre de Jefes de Estado del Grupo de los 20 (G-20) que tendrá como tema central la crisis financiera que afecta esencialmente a Europa y que amenaza con extenderse a nivel global.

Además mantendrá una audiencia bilateral con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

La primera mandataria, durante la Cumbre del G-20 que se llevará a cabo entre el jueves y el viernes, estará acompañada por el canciller Héctor Timerman y por el ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, entre otros funcionarios.

Se indicó que uno de los debates centrales del encuentro será la situación de Europa y la reforma del sistema financiero.

El G-20 está conformado por Sudáfrica, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Turquía y la Unión Europea.

También toman parte España -como invitado especial- así como directivos de organismos multilaterales.