La presidente de Argentina, Cristina Fernández, presentará este lunes un plan agroalimentario a través del cual prevé aumentar la producción de granos a más de 150 millones de toneladas anuales para el 2020 y montos exportables de carnes superiores al millón de toneladas para la próxima década.

Este plan fue creado en mayo del año pasado a fin de establecer, con el aporte de todos los actores de la cadena productiva, los principales lineamientos del sector agroalimentario argentino para los próximos diez años, con el objetivo de profundizar la generación de valor en origen.

Con el Plan Estratégico Agroalimentario 2016-2020 se apunta a aumentar la producción de granos a más de 150 millones de toneladas anuales y lograr saldos exportables de carnes superiores al millón de toneladas para la próxima década.

El lanzamiento original del plan se iba a realizar el 25 de julio último durante un acto en la residencia de Olivos, al que habían sido invitadas más de 600 personas, pero debió ser postergado a raíz de una fuerte tormenta.

Participaron de la elaboración del programa 45 universidades nacionales, cámaras empresarias, las provincias, municipios, organizaciones rurales y sociales, organismos internacionales y más de 400 escuelas agrotécnicas de todo el país.

Los aportes se focalizaron sobre 24 complejos productivos, teniendo en cuenta las características y producciones de cada región del país.

La metodología de trabajo utilizada se basó en la participación permanente de todos los actores en cuatro consejos: Consejo Federal Agropecuario; Consejo Federal del Sistema Productivo; Consejo Federal Asesor de Ciencia y Tecnología y Consejo Federal para el Desarrollo Económico y Social.

Desde mayo de 2010 se han venido realizando congresos y reuniones en todo el país para arribar a las conclusiones que serán presentadas por la jefa de Estado.