Berlín. Líderes del gobierno alemán condenaron este domingo a un ejecutivo del banco central por hacer comentarios anti-semitas antes de la publicación de su libro el lunes, que ofrece una mirada crítica sobre los inmigrantes árabes y turcos en el país.

El ministro de Relaciones Exteriores Guido Westerwelle y su par de defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, afirmaron que Thilo Sarrazin hizo declaraciones inapropiadas acerca de los judíos, en comentarios que también fueron criticados por líderes de la comunidad en el país responsable por el Holocausto.

"Todos los judíos comparten un gen particular, los vascos tienen un gen particular que los separa", dijo Sarrazin al diario Welt am Sonntag, de cara a la publicación de su libro "Deutschland schafft sich ab" (Alemania se suicida).

Sarrazin, miembro de la junta del Bundesbank, negó haber sido racista.

El ejecutivo ha enfrentado duras críticas por hacer comentarios disparatados sobre los inmigrantes musulmanes y repetidamente creó irritación por criticar a los turcos y los árabes que viven en el país europeo.

"No existe espacio en el debate político para comentarios llenos de racismo o anti-semitismo", sostuvo Westerwelle.

Casi tres millones de personas de origen turco y un estimado de 280.000 árabes residen en Alemania.