Atenas. Las juezas que instruyen el caso sobre el partido neonazi griego Amanecer Dorado (AD) decretaron este miércoles arresto domiciliario para el diputado ultraderechista Nikos Mijos, acusado de posesión ilegal de armas y drogas y actividad criminal.

Mijos se convierte así en el cuarto dirigente de esa formación en arresto domiciliario.

El diputado neonazi, que acudió este miércoles a los tribunales para declarar sobre los cargos que se le imputan, se encuentra en arresto domiciliario a la espera de que un tribunal superior determine si debe ingresar o no en prisión preventiva.

Con Mijos ya son cuatro los diputados neonazis que permanecen retenidos en sus casas, de donde solo pueden salir para acudir al Parlamento.

Entre ellos se encuentra Eleni Zarulia, la esposa del líder de AD, Nikos Mijaloiakos. Este último se encuentra en prisión preventiva desde septiembre del año pasado.

Junto a Mijaloiakos están también encarcelados el "número dos" del partido, Jristos Pappás, y otros seis parlamentarios acusados de diversos delitos de posesión de armas, archivos ilegales y pertenencia y dirección de organización criminal.

Esta previsto que mañana declare ante el Tribunal de Apelación de Atenas el portavoz parlamentario de AD, Ilias Kasidiaris, en un nuevo testimonio ante la Justicia en relación con varios cargos que se le imputan, entre ellos el de dirección y pertenencia a banda criminal.

De los 18 escaños que consiguió AD en las elecciones de 2012, solo se mantienen 16, pues dos diputados abandonaron el grupo parlamentario y de estos 16, 12 se encuentran en prisión preventiva o bajo arresto domiciliario.